Por Jose Luis Gallego, naturalista y divulgador ambiental.