Antiguo feudo nobiliario, Mas la Plana es cuna y custodia del homónimo y prestigioso cabernet. En la finca convergen dos tipos de patrimonio, cuya interrelación, a modo de costuras, solapa historia y experiencia, presentes y futuras.