1870. Cuarenta mil duros en el bolsillo. Hora de volver a casa. .