Y nos dirigimos a la viticultura en su acepción más amplia, aquella que refiere a todas las actividades que transcienden al mero hecho de elaborar vino.