La infancia y los sentidos. Los recuerdos vehiculados por aromas y sonidos; la herencia en forma de sempiterno asombro ante la alquimia del proceso del vino.