Es el responsable; el rostro y la voz; las manos que cuidan del viñedo y la tierra de Familia Torres en el Penedès, donde continúa la apuesta por la elaboración de vinos de prestigio.