Resulta difícil definir, con parámetros objetivos, qué es vivir. Algo que nos viene dado; nos sabemos vivos. Del mismo modo, hemos dotado de la cualidad de ente viviente a la vid, y en un contexto de mayor profundidad metafórica, al propio vino.