Con el 2020 ya en nuestros zapatos, las primeras elaboraciones tras la pasada vendimia atestiguan lo acaecido en nuestras fincas y viñedos durante el 2019. Un buen año, cuyos vinos resultantes apuntan a perfilar una añada cercana a la excelencia.