Existen una clase de vinos excepcionales que trascienden a cualquier tipo de estacionalidad. Que derriban mitos y hábitos adquiridos popularmente.