Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), el cambio climático está provocando que este año las temperaturas medias de la superficie oceánica estén registrando valores récord a pesar de no haberse dado el fenómeno de El Niño: la fase de calentamiento del Pacífico ecuatorial que acaba alte